Montaña Arcoiris de Peru en peligro

Wednesday May 16, 2018
190 Visitas
Montaña Arcoiris de Peru en peligro

La montaña Vinicunca en Peru, más conocida como Montaña de Colores, ubicaba al sureste de Perú, parece estar editada en Photoshop al ver sus colores turquesa, lavanda, rojo violeta y dorado. Sin embargo, con sus imponentes 5200 metro de altura, es bastante real.

Esta montaña ganó popularidad desde hace unos cincos años, de acuerdo con los habitantes. Ahora tiene muchos visitantes que llevan dinero a la zona. Y aunque esto suena muy bien, podría traer consecuencias negativas.

Alrededor de mil personas visitan la montaña a diario, y hasta una lagunilla fue rellenada para poder hacer espacio para un estacionamiento.

De acuerdo con el guía de montaña en Cusco, Santos Machacca, la montaña fue descubierta como consecuencia del calentamiento global, ya que se le preguntó a los pobladores de Pitumarca, comunidad cercana a la montaña Vinicunca y estos comentaron que la montaña estaba cubierta de nieve. Machacca afirmó que "El calentamiento global causó que se derritiera el hielo y la montaña de colores apareciera debajo".

Santos Machacca es integrante de la comunidad Q'ero y comentó que el Vinicunca solía ser un buen destino para visitantes que querían apreciar su belleza y clima. "Les encanta ir porque cuando estás arriba sientes el aire puro y se te olvida todo y te conectas con el Apu de Ausangate". Este último es uno de los dioses de las montañas de los Andes del Perú.

En la actualidad, ya no se puede subir a la cima y disfrutar de su belleza a solas, ya que cientos de personas visitan esta montaña a diario.

Su popularidad ha causado que la economía mejore en el área, haciendo que alrededor de quinientos habitantes regresen a vivir ahí para trabajar como guía de turismo. Estos cobran alrededor de tres dólares por persona, generando, más o menos, 400 000 dólares.

Todo esto suena muy bien, excepto por un detalle: desde el punto de vista ecológico, están matando la gallina de los huevos de oro, según la bióloga peruana Dina Farfán.

De acuerdo con la bióloga, ya existen pruebas del impacto ambiental, debido a que el pantano antes mencionado albergaba patos salvajes que viajaban ahí durante su etapa de migración ahora es un estacionamiento para autos. Además, un sendero de unos cuatro kilómetros ahora está erosionado.

Y no solo eso, ahora, una minera canadiense (Mineral Corp.) está solicitando derechos para trabajar en esa área.

Así mismo, se tienen dudas sobre la preparación de la comunidad para lidiar con tantos turistas. Gabino Huamán, uno de los líderes de la comunidad, comenta que ahí no saben ni una palabra en inglés ni primeros auxilios.

Esto último ha causado que algunos viajeros estén descontentos con el viaje hacia la montaña. El bloggero John Widmer, de Estados Unidos, incluso escribió sobre su "no tan placentera experiencia" con el clima y la irresponsabilidad por parte de los guías. Además lamentó que la afluencia de turistas esté afectando el medioambiente de la zona, y que él haya contribuido a ello.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Suscríbete a nuestras noticias
Share This
Facebook
Twitter
Google+
LinkedIn
Share:
0
0
0
Follow us on:
     
Menu