Coca, cultura en lo andes ancestrales

coca-culture-ancient-andes

Dentro de la Cosmovisión Andina, la naturaleza representa una profunda expresión de la Divinidad; que se ha manifestado en el culto del hombre andino hacia la tierra, las montañas, ciertos animales y plantas, atribuyéndoles significados sagrados y estableciendo una particular forma de comunicación mediante complejos rituales que se mantienen hasta nuestros días.

Dentro de las plantas consideradas sagradas para los habitantes del antiguo Tawantisuyo, encontramos el Wachuma o San Pedro, la amazónica Ayahuasca y la hoja de Coca; todas ellas representan una vía de comunión con las divinidades de la naturaleza, fuente de enseñanzas y autoconocimiento en el camino espiritual del hombre andino.

Coca Culture in the Ancient Andes

De estas tres plantas sagradas, la de mayor uso dentro del pueblo andino, ha sido la hoja de Coca. Por sus propiedades energéticas y estimulantes del sistema nervioso central, fue usada desde sus orígenes – que datan del año 3.000 a.c – con el fin de resistir trabajos físicos extenuantes. Si bien el hombre antiguo no conocía con exactitud sus cualidades nutricionales, advirtió que masticar la hoja de coca saciaba su apetito y, por lo tanto, ésta representó la base de la nutrición andina, especialmente en épocas de escasez alimenticia, pues hoy sabemos que se trata de una planta rica en calcio, vitaminas y minerales. De igual manera, paulatinamente el hombre andino fue descubriendo las propiedades medicinales de la planta, siendo usada para aliviar dolores musculares, regenerar tejidos óseos, soportar el mal de alturas o soroche, e incluso durante el período incaico, se empleó su aceite para tratar tumores cerebrales.

Sin embargo, es también la hoja de coca una planta maestra usada para develar la sabiduría de la naturaleza e intercambiar conocimiento entre los hombres. Uno de estos intercambios tiene relación con su uso para predecir eventos futuros, según la interpretación del color, la forma y la ubicación de la hoja. Usada también en ceremonias de ofrenda a la madre tierra o Pachamama y en mesas de sanación para curar males que van desde la falta de energía – llamado viento – hasta enfermedades terminales, ha sido para muchos el verdadero oro que poseía el imperio incaico, sin que con el paso del tiempo haya perdido su valor y significado cultural.

Preparación de la Coca en los Andes

No obstante, el cultivo y consumo de la hoja de coca se ha visto estigmatizado por el mundo occidental ajeno a la cosmovisión andina, que asocia esta planta de uso sagrado con la sustancia tóxica denominada cocaína, la que si bien es elaborada a partir de la hoja, es mezclada con compuestos destinados a causar dependencia, propiedad que se encuentra absolutamente ausente en la hoja andina, sin que su consumo represente perjuicio alguno, ya que tal como refiere un texto andino “Con la hoja de coca nunca estás sólo, siempre estás con la Pachamama”.

“Dos Manos Latin America Travel Specialist” es una de las empresas que trabaja por el turismo responsable, promoviendo y organizando tus viajes con una mentalidad de respeto a la cultura local, las costumbres y el medio ambiente. La comprensión y el conocimiento del país que visitas posibilita la transmisión de un impacto profundo positivo, la obtención de este conocimiento a priori te da la oportunidad de ser un “embajador cultural” de tu país, además de entender algunas de las ideas equivocadas y del desconocimiento que tienen algunos lugareños con respecto a los extranjeros.

Energicoca producto peruano

La sucursal de la agencia de viajes en Cusco recomienda con insistencia beber mate de coca (mate de hoja de coca) durante los primeros días de su llegada, para minimizar al máximo los efectos asociados con el mal de altura y la fatiga. Algunas de las excursiones que se operan tales como el Camino Inca o la caminata al Salkantay pueden alcanzar alturas de más de 4.600 m., el cual, como es de suponer, podría ocasionar algunos desórdenes corporales cuando no se le ha dado al cuerpo la oportunidad de aclimatarse adecuadamente. Saborear un par de caramelos de hoja de coca mientras se toma un descansoy se observa las impresionantes vistas de las montañas andinas puede ser una experiencia sumamente placentera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *