“El Niño Manuelito o Niño de la espina” en las ferias de Navidad en Cusco

Navidad en Cusco, Peru

Algo que caracteriza las navidades peruanas, además de toda la gastronomía que se degusta en estos días, son las imágenes de “los Niños Manuelitos” que se encuentran en las ferias de Navidad en Cusco.

Las crónicas del siglo XVII relatan que los sacerdotes españoles enseñaban a los indios que el profeta Isaías anunció que una virgen daría a luz y que el niño llevaría por nombre Emmanuel (Dios con nosotros). El paso del tiempo y la degeneración fonética se encargaron de transformar Emmanuel en Manuel, nombre que prevalece hasta el día de hoy.

Antonio Olave Palomino es uno de los artesanos (escultor e imaginero) cusqueños más famosos del siglo XX y del siglo XXI, creador de “El Niño Manuelito” o “Niño de la espina” , la cual es su más singular obra.

 

Manuelito Cusco Peru

 

Cuenta el escultor que la inspiración del Niño Manuelito le vino el año 1975, luego de escuchar en la provincia de Vilcabamba el siguiente relato: Q’alito era un niño pastor que gustaba jugar con otros pastores. Aconteció que un día uno de estos niños rompió en llanto porque una espina se le había incrustado en el pie, Q’alito al ver al niño llorar, se incrusto una espina en el pie y le dijo al otro niño: No llores yo también tengo otra espina. Esta historia enterneció de tal manera al escultor que fue el punto de partida para la creación de “El Niño Manuelito“, una estampa que ornamenta a la gran mayoría de los nacimientos navideños del Perú, tanto en los hogares como en las iglesias.

El niño Manuelito tiene las mejillas rojas, la tez blanca o cobriza, ojos de cristal, los dientes hechos con la base de plumas del cóndor, cabellos rizados naturales, espejos en el paladar y algunos de ellos lágrimas de cristal finamente trabajados. Los artesanos lo imaginan de formas variadas: cansado, con el rostro cetrino, pensativo, risueño, con la mirada pícara y sugerente, con los brazos abiertos, gateando, etc.

 

People buy a lot of peruvian gifts

 

El costo de un “Niño Manuelito” en el taller del escultor Antonio Olave (donde trabaja toda la familia) fluctúa entre los 600 y 35,000 soles ($222- $13,000). Pero felizmente hay “niños” mucho mas baratos en las ferias de Navidad de Cusco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *